Les presento a dos ratas de hemeroteca

Hace tiempo que tengo ganas de recomendar el blog 1881, escrito por Mònica Ramoneda y Mercè Balada, dos excelentes compañeras de profesión que trabajan en La Vanguardia.es.

Lo recomiendo porque la idea es bien original: "La Vanguardia nació el 1 de febrero de 1881. Desde entonces hasta ahora han pasado guerras y se han firmado acuerdos de paz. Se han celebrado exposiciones universales y se han jugado finales de copas de Europa. Se ha pisado la luna y se han hundido Titanics. Y todo está escrito. ¡Preguntad, viajemos juntos, seamos ratas de hemeroteca!", dicen en la presentación.

Y realmente lo son unas ratas de hemeroteca. Desde que se estrenaron el pasado mes de abril han escrito historias bien curiosas siempre a petición de los lectores que les sugieren los temas a investigar: la de la Eurocopa de 1964, la del día en que Andorra tuvo un rey. Aquella de 'Lo de la luna fue marqueting' o la última de ellas titulada: 'El último samurái'.

Pero lo que están consiguiendo con 1881 es mucho más que rescatar viejas noticias que forman parte de la Historia. Mònica y Mercè están abriendo tímidamente la hemeroteca digital de pago de La Vanguardia.es y mostrando a los lectores, de forma gratuita, su contenido previamente escaneado. ¡Bien por la idea! A ver cuánto tiempo más les dejan que nos descubran este preciado tesoro.

¡No se pierdan el blog!

1 Comments:

At 11:15 a. m., Blogger Rafael del Barco Carreras said...

LA HEMEROTECA DE LA VANGUARDIA, 127 años de Historia a la vista… un gratuito e interesantísimo servicio si ese periódico no hubiera servido desde Alfonso XIII a Franco SUPEDITANDO LA VERDAD a los intereses financieros de sus dueños (CONDES DE GODÓ por graciosa concesión del Rey), y por tanto a políticos, financieros, publicidad, subvenciones… practicando el noble arte del funámbulo con CAMBIO DE CAMISA, sin duda la única fórmula de tan larga y única supervivencia en Barcelona.


LA VANGUARDIA,
los Jiménez de Parga y los De la Rosa.

Rafael del Barco Carreras

... Lo sucedido lo he contado, por activa y por pasiva, pero a diario revolviendo papeles de entonces se me ocurren detalles, y una simple noticia descubierta en una de mis viejas carpetas, me obliga a más reflexiones. Ver en www.lagrancorrupcion.blogspot.com el PAIS 15 de Mayo de 1980. Y amplío el porqué LA VANGUARDIA publicaba poco o nada sobre el caso económico más importante en Barcelona desde MATESA. Es de tener en cuenta que La Vanguardia era entonces el primer, indiscutido e indiscutible fabricante de OPINIÓN PÚBLICA en Barcelona.

Que los Godó fueran vecinos y amigos de los De la Rosa, no era suficiente para encubrirlos. Que los inundaran de publicidad y créditos a través del Banco Garriga Nogués, me cuadraba más. Pero si además fueran tan culpables como yo, que después de tres años encarcelado me condenan por "encubrimiento por conocer la procedencia ilícita de los dineros de Antonio de la Rosa…", y por toda prueba aparecen unas sociedades (de las varias decenas registradas) donde en SOLO UNA figura Antonio, al igual que el otro encarcelado y condenado Fernando Serena, su socio en Automóviles Serena… por la misma regla de tres también el Conde de Godó era SOCIO de Antonio de la Rosa Vázquez, o sea, posible "encubridor". Y lo sabía bien su periodista estrella en temas financieros, Feliciano Baratech (que personalmente me conocía) a "sueldo en negro" de Javier de la Rosa.

Hay más consideraciones, el Bufete Jiménez de Parga, acusador por el Ayuntamiento, abogado de La Vanguardia (con la que terminará mal) y del Banesto, propietario del Garriga Nogués (juicio actual por sus relaciones con el juez Pascual Estevill, mi entonces nefasto abogado)… un monumento a la ÉTICA…

Y los "talonarios firmados en blanco", que cita EL PAIS y calla LA VANGUARDIA, se hallaron en el Consorcio, a mano de los hijos de Antonio de la Rosa, la hija su secretaria y el hijo jefe del Departamento Técnico… y hasta el infinito de "casualidades"… que por los visto las sabía el TODO BARCELONA, del que yo no formaba parte… de esas casualidades que se transforman en pruebas si un interesado juez de instrucción y abogados "defensores y acusadores" se ponen de acuerdo…

Y HABÍAN DESAPARECIDO desde 1974 al 79 UN MÍNIMO DE 10.000 MILLONES… no 1.100… Y DEL BANCO GARRIGA NOGUÉS 100.000 MILLONES…astronómica cifra entonces.

 

Publica un comentari a l'entrada

<< Home